"Dad al tonto mil inteligencias, y el no querra sino la vuestra", dice el proverbio árabe.

Cuando el guerrero de la luz comienza a plantar su jardin, repara en que el vecino esta alli, espiando.Le gusta dar consejos sobre como sembrar las acciones, adobar los pensamientos, regar las conquistas.

Si atiende a lo que esta diciendo, terminara haciendo un trabajo que No es el Suyo; el jardin que ahora cuida sera idea del vecino.

Pero un verdadero guerrero de la luz sabe que cada jardin tiene sus misterios, que solo la mano Paciente del jardinero es capaz de descifrar.Por eso prefiere concentrarse en el sol, en la lluvia, en las estaciones.

 

Sabe que el tonto que da opiniones y predica sobre el modo correcto de como hacer el jardin ajeno, No está cuidando sus propias plantas.

 

2-

 

-El guerrero de la luz, cuando aprende a manejar su espada, descubre que su equipo necesita completarse, y esto incluye una armadura.

Él sale en busca de su armadura y escucha las propuestas de varios vendedores:

"Usa la coraza de la soledad", dice uno.

"Usa el escudo del cinismo", responde otro

"la mejor armadura es no enredarse nunca en NADA" , afirma un tercero

El guerrero, sin embargo, no les hace caso.Con serenidad, va hasta su lugar sagrado y viste el Manto indestructible de la Fe.

La fe detiene todos los golpes.La fe transforma el veneno en agua cristalina.