Construimos casas cada vez más grandes…

 

y familias más pequeñas.

 

Gastamos más…pero tenemos menos.

 

Compramos más…pero lo disfrutamos menos.

 

Habitamos en edificios más altos…

 

con vidas poco profundas.

 

Vamos por autopistas más amplias…

 

con mentes cada vez más estrechas.

 

Tenemos más comodidades…

 

pero vivimos más incómodos.

 

Tenemos más conocimiento…

 

y menos sensatez.

 

Más expertos…y menos soluciones.

 

Más medicinas…y menos salud.

 

Son tiempos de comida rápida…

 

y de digestión lenta.

 

De casas fantásticas…con hogares rotos.

 

De enfadarnos enseguida…

 

pero de perdonar lentamente.

 

De salir muy temprano…

 

y llegar siempre tarde.

 

Levantamos las banderas de la igualdad,

 

pero sostenemos los prejuicios.

 

Tenemos la agenda llena de teléfonos

 

a los que nunca llamamos.

 

Estantes repletos de libros que jamás leemos.

 

Nos gastamos la vida,pero no sabemos cómo vivirla.

 

Poseemos cada vez más cosas,

 

y desperdiciamos casi todas.